COLOPROCTOLOGO GUAYAQUIL
SERVICIOS DE COLOPROCTOLOGO
CONSULTAS PROCTOLOGIA
 

Seguros Médicos

 

Haga sus consultas al Dr Morales aquí

ENFERMEDAD HEMORROIDAL

 

Las hemorroides es una de las dolencias más frecuentes tanto en hombres como en mujeres. Más de la mitad de la población desarrolla hemorroides por lo general pasados los 30 años. Una gran parte de estos pacientes sufren en silencio casi por más de un año antes de ponerse en manos de un médico por un infundado temor al tratamiento.

 

Sabia usted que la mayoría de pacientes que presentan un síndrome hemorroidal no requieren de tratamiento quirúrgico siempre y cuando hallan acudido en forma oportuna a la consulta de un especialista?.

 

El dolor, el sangrado y las complicaciones que a menudo encontramos cuando recibimos al paciente con hemorroides están directamente relacionadas con el tiempo de evolución de la patología; por esto cuando más temprano sea el diagnóstico más fácil será el tratamiento.

CONSULTAS/ CITAS

Nombre:
Teléfonos:
E-mail:
Ciudad:
País:
Consulta o Sugerencia:
 

         

 

 

¿Qué son las hemorroides?

A menudo descritas como "venas varicosas del ano y del recto", las hemorroides son vasos sanguíneos dilatados y protuberantes dentro y entorno al ano en la parte baja del recto. Las hay de dos tipos, "Externas" e "Internas", según donde estén situadas.

 

Las hemorroides externas se ocasionan cerca del borde del conducto anal y se hallan cubiertas de una piel muy sencible. Si se desarrolla un coagulo de sangre en una de ellas, se ocasiona una dolorosa hinchazón llamada "trombo" fácilmente extirpable con anestesia local sin guardar cama. Al tacto del dedo la hemorroide externa es un bulto duro y sensible.

Las hemorroides internas se dilatan dentro del ano, debajo de la capa interna del recto, llamada mucosa. Los síntomas más corrientes son la hemorragia indolora y la salida también indolora, total o parcial tan sólo  de estas  hemorroides internas durante la evacuación, llamada procidencia. Sin embargo una hemorroide interna puede volver a introducir. Es el llamado estrangulamiento.

 

¿Qué produce las hemorroides?.

Aunque se desconocen las causas exactas y parece que existe un factor hereditario, la posición erecta de la persona continuamente durante su trabajo diario en las personas delgadas y altas, o la posición siempre sentada en las personas bajas y gruesas, provoca esfuerzos de presión en las venas rectales que a veces ya es motivo para que se abulten.

 

Otras causas imClarontes en las hemorroides son la edad, el estreñimiento crónico o la diarrea, y el embarazo. Cada uno de ellos puede ocasionar que los tejidos que aguantan las venas se distiendan. como consecuencia, las venas se dilatan, sus paredes se afinan y sangran. Si continúa el estiramiento y la presión, las venas debilitadas sobresalen del ano y se ocasiona la procidencia.

 

¿Cómo se las trata?

Los síntomas benignos se alivian con frecuencia con venotónicos y aumentando en la dieta la fibra y los líquidos para ablandar las heces, produciendo así una evacuación regular. La eliminación del esfuerzo excesivo reduce la presión en las hemorroides y contribuye a que no salgan.

 

Las hemorroides externas más sintomáticas, como las trombosis, se pueden tratar adecuadamente con descanso y baños de asiento fríos. El dolor y la hinchazón se reducen a los 2-7 días y el bulto disminuye casi  completamente dentro de las 4-6 semanas. En los casos de dolor persistente y fuerte, el médico puede extirpar el coágulo con una pequeña incisión realizada bajo anestesia local, en plan ambulatorio, lo que produce alivio inmediato.

 

El tratamiento  por inyecciones o por coagulación con un aparato de rayos infrarójos se puede emplear heorroides sangrantes que no sobresalen. Ambos tratamientos son indoloros y sin riesgos, pues  las inyecciones, por ejemplo, llevan decenios de práctica con éxito y consiguen que las hemorroides disminuyan y se "fijen" en el interior del recto.

 

Las hemorroides algo más imClarontes requieren un tratamiento específico que se puede realizar en plan ambulatorio. Una pequeña banda elástica  se coloca sobre las hemorroides por medio de un instrumento especial  impidiendo el aporte de sangre. La hemorroide se deshace al cabo de unos días junto con la banda dejando una pequeña herida que cicatriza sola.

 

La hemorroidectomía - cirugía para extirpar las hemorroides - es el método mejor para tratarlas de una forma permanente. Es necesaria cuando: 1) se forman coágulos repetidamente en las hemorroides externas; 2) la ligadura falla al tratar las hemorroides internas; 3) no se pueden reducir las hemorroides protuberantes; 4) no se consigue detener la rectorragia por otros métodos; 5) existe asociada una fisura, una fístula, u otras infecciones que requieran cirugía.

 

Una hemorroidectomía elimina el exceso de tejido que causa la hemorragia y la procidencia. Se realiza con anestesia y  por lo general necesita hospitalización  y un periodo de inactividad; pero actualmente con las nuevas técnicas las molestias son casi inexistentes.

 

La crioterapia que fue popular hace unos 20 años, consiste en congelar la hemorroide con nitrógeno líquido. Es dolorosa en las hemorroides externas y produce una secreción anal persistente cuando se ha usado en hemorroides internas exteriorizadas por lo que hoy en día casi se ha abandonado su empleo en todo el mundo. Además son muy frecuentes las recaídas.

 

¿Se puede hablar de láser en el tratamiento de las hemorroides? En realidad, de los  dos tipos de láser existentes el láser médico - que es el que se anuncia - no sirve en absoluto más que como alivio momentáneo. El láser quirúrgico, que es tan solo una variante de los bisturís eléctricos, se emplea en las hemorrodectomías, consguiendo que las heridas sean aun menos dolorosas y cicatricen más  rápidamente.

 

¿Las hemorroides conducen al cáncer?

No existe relación directa entre las hemorroides y  el cáncer. Sin embargo, los síntomas de las hemorroides, en particular las que sangran, son similares  a los del cáncer colorectal y otras enfermedades del sistema digestivo y esto tratado en forma equivocada puede ser la causa que una enfermedad maligna pueda dejar de diagnosticarse al creer que todo lo que sangra es por culpa de las hemorroides: Puede existir hemorroides que sangran pero también un cáncer mas alto que no fue evaluado y que luego puede causar hasta la muerte del paciente. Por lo tanto, es imClaronte que cualquier síntoma lo diagnostique un médico especialista, entrenado en el tratamiento de las enfermedades del colon, recto y ano.

 

¿Qué es un especialista coloproctólogo?

Es el experto en el diagnóstico, investigación y tratamiento de todos los procesos del colon,recto y ano, diagnostica  los estados benignos y malignos, realiza los exámenes  que se requieren y cuando es necesario trata los problemas médica o quirúrgicamente.

 

Estos datos publicados por la American Society of Colon and Rectal Surgeons, son aplicables en todos los paises puesto que la enfermedad hemorroidal no respeta sexo, raza, condición social ni económica y su distribución es universal.

 

 

 

Dirección: Hospital Clínica Kennedy Alborada. Calle Crotos y Av. Rodolfo Baquerizo. Torre Norte. Oficina # 219.

Teléfono: (593-4) 223 9371  Celulares: 0999774261 (Movistar) / 09994012161 (Claro)

CONSULTAS

Guayaquil - Ecuador

Diseño y marketing por www.medicosecuador.com